Noticias

01/10/2012 11:11 Balance y reformas estructurales

Balance y reformas estructurales

En la estrategia española de política económica del gobierno, en el apartado de la reforma laboral y de las políticas de empleo aparece como próxima medida el “Impulso de la formación profesional para fomentar el empleo juvenil, a través del desarrollo del contrato para la formación y el aprendizaje y el establecimiento de las bases para la implantación de un sistema de formación profesional dual mediante la estrecha colaboración entre el sistema educativo y las empresas (4º Trim. 2012).”

Más información:
http://www.lamoncloa.gob.es/nr/rdonlyres/11bdf744-55af-4a0c-9bb8-57f9c538016c/0/120927_estrategiaespañolapoliticaeconomica3.pdf

Fuente: http://www.la-moncloa.es

20/03/2012 16:11 ¿Qué es el Certificado de Profesionalidad?

El nuevo contrato de formación está orientado a la obtención de un Certificado de Profesionalidad. Pero, ¿qué es exactamente un Certificado de Profesionalidad?

Debido a la crisis y a la dificultad de conseguir empleo, el mercado laboral se vuelve cada día más competitivo. El reconocimiento de la cualificación profesional es ya una realidad para muchas personas puesto que, cada vez más, se deben demostrar oficialmente determinadas competencias profesionales para trabajar. Dichas cualificaciones o competencias son los conocimientos y capacidades adquiridos en un puesto de trabajo.

A partir de la aprobación de la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, se regulan los Certificados de Profesionalidad, que facilitan este reconocimiento.

El Certificado de Profesionalidad tiene validez en todo el territorio español y es expedido por el Servicio Público de Empleo Estatal y por la Administración laboral competente de cada comunidad autónoma.

También cuenta con el respaldo de Europa a través del proceso de Copenhague, enmarcado en el programa «Educación & Formación 2010». Así, desde la cumbre de Lisboa se marca como uno de los objetivos la concepción integral de la formación profesional, que busca asegurar la movilidad de los trabajadores. El medio más adecuado para tal fin es a través de la transparencia de las cualificaciones adquiridas en los diferentes subsistemas y Estados.

El Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales es el instrumento que ordena las cualificaciones profesionales según las competencias más convenientes para el ejercicio profesional, ordenándolas por sectores, familias y niveles de cualificación. Este catálogo comprende las cualificaciones profesionales más significativas de nuestro sistema productivo. Actualmente el catálogo incluye 664 cualificaciones.

El catálogo define 26 familias profesionales y 5 niveles de cualificación que atienden a criterios de conocimientos, iniciativa, autonomía, responsabilidad y complejidad, entre otros, respecto a la actividad a desarrollar.

NIVEL 1 (Auxiliar): Se corresponde con programas de cualificación profesional inicial.
NIVEL 2 (Técnico): Equivalente a los ciclos formativos de grado medio.
NIVEL 3 (Técnico superior): Equivalente a los ciclos formativos de grado superior.
NIVEL 4 y 5: Corresponden a títulos de grado universitario.

Un Certificado de Profesionalidad está formado por varias unidades de competencia. Cada una de estas unidades de competencia lleva asociado un módulo formativo, que describe la formación necesaria para la adquisición de las capacidades descritas en la unidad de competencia. La unidad de competencia es la unidad mínima certificable.

El Certificado de Profesionalidad se puede obtener a través de la superación de todos los módulos formativos correspondientes al certificado de profesionalidad, o también mediante la acumulación de acreditaciones parciales de las unidades de competencia que comprenda el certificado de profesionalidad.

24/02/2012 10:33 Los cambios en el Contrato de Formación

El Contrato de Formación ha sufrido varios cambios en los últimos años. Todo esto dificulta en gran medida conocer con exactitud la situación en que se encuentra esta modalidad de contrato. Veamos ahora las características de las nuevas propuestas surgidas tras la última reforma laboral de febrero de 2012.

Edad: La edad máxima del trabajador en contrato de formación pasa de 25 a 30 provisionalmente hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%.

Duración: La duración del contrato no podrá ser ni inferior a 1 año ni superior a 3 años, previamente la duración mínima era de 6 meses y la máxima de 2 años.

Estudios mínimos: El nuevo contrato de formación permite contratar a personas que no cuenten con el título de Graduado Escolar o Graduado en Educación Secundaria. Además, ya no es obligatorio dedicar la formación teórica del contrato a la obtención de dicha formación básica.

Certificado de Profesionalidad: Además, exige que la cualificación o competencia adquirida a través del contrato de formación sea objeto de acreditación mediante la expedición del correspondiente Certificado de Profesionalidad. Este punto tiene una transitoriedad de 12 meses a partir de los cuales se convertirá en obligatorio.

Formación teórica: La parte de la jornada laboral dedicada a la formación teórica se amplía de un 15% a un 25% durante el primer año de contrato, lo siguientes años seguirá siendo del 15%.

Bonificación SS: Otro cambio consiste en que la reducción de hasta el 100% de las cotizaciones a la seguridad social durante toda la vigencia del contrato sólo se podrá aplicar cuando el contratado sea un desempleado menor de 30 años inscrito en la oficina de empleo con anterioridad al 1 de enero de 2012. La reducción será del 75% en el caso de empresas de más de 250 trabajadores.

Paso a indefinido: Además, para tratar de favorecer la conversión de este tipo de contratos en indefinidos, se amplía la reducción de la cotización social de 500 euros a 1.500 euros anuales si el empleado es un hombre y de 700 euros a 1.800 euros anuales en el caso de contratar a mujeres, cuando al acabar el contrato de aprendizaje este se transforme en uno indefinido.

Número de contratos: Desaparece el límite en el número total de contratos de formación que la empresa puede efectuar, así como el número de contratos de formación que un trabajador puede tener.

13/02/2012 12:16 ¿Qué papel juegan los contratos de formación en la estrategia del gobierno para salir de la crisis?

Actualmente nuestro país está sumido en una crisis señalada por muchos especialistas internacionales como la «crisis de los países desarrollados». Una de las principales medidas, propuestas en la reforma laboral (RDL 3/2012 de 10 de febrero) para generar empleo, es el incremento del Contrato de Formación.

En estos momentos en España el paro supera los 5,2 millones de personas (el 23% de la población activa) y se ha reducido el número de ocupados a 17,8 millones poniendo en peligro las cuentas de la Seguridad Social, aumentando la morosidad de la banca y creando una incertidumbre que hace imposible plantear un escenario de crecimiento.

Según el Gobierno, esta situación exige una reforma drástica que facilite la contratación, que actualmente está paralizada, y genere empleo. Solo así se podrían amortiguar las reticencias actuales para la contratación y garantizar el aumento del consumo y, por lo tanto, el crecimiento económico. Se trata de acabar con la alta tasa de paro y poner punto final a la situación actual en que “no se contrata a nadie”, en palabras del propio Rajoy.

La tasa de paro juvenil en España alcanzó el 46,4% en España en 2011, casi cinco puntos porcentuales más que en 2010 y más del doble que la media de la UE-27, que se sitúa en el 21,4%. De esta forma, España sigue liderando el ranking de los países europeos con más paro entre los jóvenes, según datos de Eurostat, recogidos por Europa Press. Con el Contrato de Formación, se pretende sobre todo favorecer la inserción al mercado laboral del amplio colectivo de menores de 30 años que se encuentran en el paro.

Iniciar sesión en Tramitación Online Cerrar

Por favor, inserta tu datos para continuar
Regístrate Aquí Olvidaste el password?